La encíclica: hablando claro

26.06.2015 16:52

El Jueves 18 de Junio se dio a conocer la carta encíclica “Laudato Si’” (Alabado Seas) del papa Francisco “sobre el cuidado de la casa común”. Sin frases ambiguas, sin el “sí pero no” de políticos y funcionarios (y también de la iglesia católica en otras ocasiones), sin el ocultamiento y minimización de la gravedad de la situación que hacen los grandes intereses corporativos y la prensa cómplice, el texto es claro, directo y ubica el tema del desastre medioambiental donde debe estar, en el centro de un debate ético, político y social de alcance mundial.

 

En su análisis de “lo que está pasando en nuestra casa” el papa Francisco va tocando una serie de temas. Menciona los distintos tipos de contaminación entre los que incluye “a los fertilizantes, insecticidas, fungicidas, controladores de

malezas y agrotóxicos en general”. Con relación a la basura: “La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería”. En otros puntos habla del clima como bien común, de la deforestación, del cambio climático que afecta sobre todo a los más pobres y desfavorecidos. Relaciona esta catástrofe con la cultura del descarte “que afecta tanto a los seres humanos excluidos como a las cosas que rápidamente se convierten en basura”.  Señala el problema del agua criticando su privatización “el  acceso  al agua potable y segura es un derecho humano básicol”, remarca la pérdida de la biodiversidad y el deterioro de la vida humana juntamente con el deterioro del medio ambiente, y la responsabilidad de empresarios, políticos y banqueros en este desastre.

 

Ve la necesidad de un cambio a partir de “la conciencia de un origen común, de una pertenencia mutua y de un futuro compartido por todos.” Convoca a un cambio profundo desde cada uno y desde la acción en común: “A problemas sociales se responde con redes comunitarias”.

 

La encíclica es extensa y es imposible resumir su contenido. Es un documento que vale la pena leer completo, analizarlo y discutirlo. Se lo encuentra en http://www.papalencyclicals.net/ .

 

Hace un mes se comentaba en esta columna, en referencia a una reunión celebrada en el Vaticano el 28 de Abril y a la declaración “Cambio climático y el bien común”, que  era saludable que se empezara  a hablar claro sobre este tema, y se concluía: “Pero los destructores no se resignan, y la prensa movida por las grandes empresas contaminantes ha comenzado a atacar la iniciativa del Vaticano, desacreditándola de todas las formas posibles. Quienes niegan a la ciencia harán lo mismo con la propuesta del papa Francisco. Ellos son el enemigo”. Los ataques comenzaron antes de que se divulgara la encíclica, con la filtración de la misma a la prensa y luego con las descalificaciones procedentes de sectores conservadores. Los nuevos mercaderes no están en el templo, son las empresas transnacionales que han ocupado toda la Tierra.

Rubén Costiglia

costiglia@yahoo.com

 

Referencias. Columnas de Nuestra Vida y la Ciencia relativas a la posición de la iglesia católica sobre la alteración del medio ambiente.

 

Moral y alteración del medio ambiente (21/05/2015)